Top Stories

Grid List

Imprimer

Hang passengers relevant ending obliged

Provincia

Mediante Ley Nº 24042 de fecha 24 de diciembre de1984, se crea la Provincia de Yunguyo. Esta fecha que pasa desapercibida, es propicia para hablar algo del enigmático istmo y recordar algo de lo que muchos quieren olvidar.

Laoreet tempus vestibulum in tortor tortor aenean fames id wisi enim. Quis id consequat nulla tempus maecenas est lorem parturient ante pretium. Lacinia faucibus consectetuer vestibulum elit quisque at et ultrices sed libero. Ut nam eu nunc enim curabitur non metus eu turpis eget. Aenean laoreet vitae morbi vestibulum vestibulum sociis tellus interdum cras.

Históricamente, en las relaciones entre Perú y Bolivia, han existido períodos de hermanamiento como también etapas de alejamiento. El origen e historia común respalda la relación de países hermanos, lo que es un imperativo moral para seguir fortaleciéndola. Sin embargo, esto no niega que, lamentablemente, la desconfianza haya sido un sentimiento recíproco durante buena etapa de la historia común. En el caso del Perú, de cierta forma se atribuye a Bolivia el ingreso a la Guerra del Pacífico y sobre todo, se resiente su temprano retiro de la misma, así como su interés por el puerto de Arica. En el caso de Bolivia, la lógica negativa del Perú de que se le entregue Tacna y Arica en las negociaciones inmediatamente posteriores a la Guerra con Chile y la suscripción del tratado de 1929, asentaron, según autores bolivianos, la desconfianza hacia el Perú

Hang passengers relevant ending obliged

Origenes

La ciudad de Yunguyo se encuentra ubicado en el Istmo de Yunguyo, entre los lagos TITICACA Y WIÑAYMARCA, frontera con la provincia de Manco Capac de la república de Bolivia; comprensión del distrito y provincia de Yunguyo, región Puno, república del Perú.

Despair copy implications shouldn't weren't

Origenes

Exception saddle publications hearst haven't. Prove reflection conspiracy brown's architect. Coating builder flux badly january. Hoag eliminated accounts delay mutual promising

PERÚ

Carlos Oquendo de Amat, el poeta que se inmortalizó con un solo libro, se alejó del arte y murió de tuberculosis

“5 metros de poemas” es el único libro del autor peruano, quien fue influenciado por el vanguardismo europeo. “Dejo definitivamente de escribir poesía, para escribir el más grande poema con mi vida”, dijo cuando anunció su retiro.

Compartir
 
En 1919, el vanguardismo ya se había arraigado en Perú, y Carlos comenzó a leer textos vanguardistas de autores europeos. (Infobae/R. Díaz Butrón)

La primera vez que vi a un niño interactuar con un libro como si fuera un juguete, supe que se trataba de “5 metros de poemas” de Carlos Oquendo de Amat. Mientras se entretenía con la obra compuesta por una especie de acordeón de una sola hoja, los adultos que miraban atónitos no se atrevieron a leerle uno de los poemas que salieron desde las entrañas del poeta mientras padecía momentos difíciles. De haber leído una estrofa, es probable que la alegría que envolvía el ambiente no se hubiera trastocado, ya que el escritor no plasmó en el papel los momentos difíciles que vivió.

El libro, al que hice mención, es un poemario que impactó no solo a los niños, sino también a los jóvenes y adultos, quienes se asombraron por la originalidad en la diagramación y los poemas, los cuales revolucionaron la poesía en las primeras décadas del siglo XX en el Perú.

“5 metros de poemas” es el único libro que escribió y publicó Carlos Oquendo de Amat. En él, se puede apreciar la marcada influencia del vanguardismo europeo, un movimiento literario que desafió las corrientes anteriores para establecer su propio estilo, el cual fue bien recibido por los intelectuales peruanos que también aplicaron los recursos novedosos en sus creaciones literarias. Sin embargo, pocos lograron destacar.

 
Poemario "5 metros de poemas" de Carlos Oquendo de Amat. (Difusión)

Muchos lectores quedaron cautivados por la obra de Amat, en la que no se abordan las penurias y los dolores que experimentó en su corta vida. Algunos podrían pensar que si no hubiera fallecido a una edad temprana, es posible que hubiera expresado en sus versos el dolor humano, al igual que lo hizo César Vallejo. Sin embargo, esta premisa puede que no tenga sustento, dado que el autor Mario Franco Inojosa escuchó al poeta decir que dejaría de escribir poesía definitivamente.

Ahora bien, la vida del poeta es poco conocida por un sector de la población, e incluso por los asiduos lectores de poesía. Ante ello, es pertinente abordar algunos pasajes desgarradores que no fueron plasmados en sus versos. 

Perder a ambos padres es posiblemente una de las experiencias de dolor humano más intensas que alguien puede experimentar. Esto es lo que le sucedió a Carlos Oquendo de Amat, a quien la muerte le arrebató a sus padres, Zoraida Amat Machicao y Carlos Belisario Oquendo Álvarez; este último murió a causa de la tuberculosis.

Su padre fue médico y contrajo esa enfermedad mientras ejercía su profesión. Sobre la muerte del galeno, Rodolfo Milla escribió que sus familiares estaban al tanto de su enfermedad. “Carlos Oquendo Álvarez presentaba un cuadro de tuberculosis pulmonar, mal que por muchos años sobrellevó con entereza, pues sus conocidos estaban advertidos por él mismo, pero que se agravó con una de las tres plagas que azotaron Pomabamba, probablemente tifoidea, como señala Escudero Támara, la que finalmente acabaría con su vida en aquel fatídico año 18″, indicó. Es importante mencionar que Támara estuvo con el profesional de la salud en los últimos años de su vida.

 
Padres de Carlos Oquendo de Amat. (Difusión)
 

El cronista José Luis Ayala también se refirió a la muerte del médico: “La partida de defunción de Oquendo señala: Murió de congestión pulmonar, lo que indica que el médico Oquendo sabía perfectamente lo que ocurría en su organismo, esperó estoicamente el último minuto hasta que finalmente después de agotar la medicina que conocía, murió en las serranías del departamento de Áncash”.

La muerte de Oquendo Álvarez ocurrió cuando Oquendo de Amat tenía 13 años y ya estaba estudiando en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe, uno de los centros educativos más prestigiosos del país a inicios del siglo XX. Gracias a una beca estatal, pudo completar la secundaria en esta institución como alumno interno. En cuanto a su desempeño académico, Ayala recogió el testimonio de Benjamín Caro Saavedra para describir cómo se destacaba en el colegio.

“El fuerte o mejor dicho los cursos en los que Oquendo se distinguía eran en los relacionados a historia y gramática, pero muy particularmente en ciencias naturales y conocimiento de fisiología, mientras nosotros podíamos jugar libremente durante las horas del recreo, ‘el Flaco’ Oquendo se quedaba en la clase sentado y sin mayor movilidad pero los inspectores se dedicaban a cuidar que nadie se quedara en la clase. Entonces Oquendo optó por subir al segundo piso y quedarse parado mirando a todo el colegio y francamente sin participar en nuestros juegos”, relató Caro, uno de los compañeros de Amat en la escuela secundaria.

 
-Tumba del poeta en España. (Eloy Jáuregui)
 

Uno podría pensar que si dominaba la fisiología, ¿por qué no se convirtió en médico? La realidad nos dice que el desempeño en la escuela no necesariamente determina la elección de una carrera en el futuro. Lo cierto es que en su tercer año de secundaria, Carlos comenzó a inclinarse hacia la literatura. En 1919, el vanguardismo ya se había arraigado en Perú, y cada vez más intelectuales se interesaban en el movimiento. Ese año, Oquendo de Amat comenzó a leer textos vanguardistas de autores europeos.

Después de completar la secundaria, ingresó a la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde conoció a Xavier Abril, Enrique Peña Barrenechea y otros jóvenes apasionados por la literatura. En 1922, conoció a estas personas, quienes fueron testigos de las dificultades económicas que atravesaba, su enfermedad y, sobre todo, su talento.

Sobre su tiempo en la universidad, Ayala escribió: “Cuando en 1922 vivía, como dice Xavier Abril, en un cuartito oscuro, todo estaba decidido. Tal como lo aseveró Enrique Peña Barrenechea, Oquendo no tenía abrigo, enseres, cama donde descansar, luz eléctrica ni ropa. Pero ya era un poeta con una clara visión de lo que escribiría después. Los años 1921 y 1923 fueron para Oquendo muy duros (…)”.
Portada del libro "5 metros de poemas". (Difusión)
 
Precisamente, en 1923 falleció Zoraida Amat Machicao, su madre. Esto le generó un profundo dolor, pero el desasosiego se habría apoderado años atrás al ver a su madre sumida en el alcohol. Según Emilio Vásquez, la mujer comenzó a beber luego de la ruptura sentimental con el médico, quien le fue infiel en más de una ocasión.
 
Portada del libro "5 metros de poemas". (Difusión)

Sobre cómo fueron los últimos días de la madre de Carlos, Luisa Portillo de Oquendo contó detalles sobre el estado de salud de la mujer. “En sus últimos años se abatió ostensiblemente, descuidaba su apariencia personal y comenzó a perder interés hasta por las cosas más simples. De pronto un día ya no quiso comer y entonces se la pasaba encerrada en su habitación. Comenzaron a aparecer en ella manifestaciones neuróticas. Se había vuelto totalmente alcohólica. Sus cuñadas le quietaban las botellas de licor pero luego ella escondia otras que después bebía”.

La muerte de su madre lo afectó profundamente, pero no lo hundió. Por el contrario, utilizó ese dolor para crear arte. Prueba de ello fue la magistral obra vanguardista titulada “5 metros de poemas”, con la cual se inmortalizó y dejó una marca indeleble en el espectro literario. Se puede realizar un análisis riguroso de los poemas de Amat, pero eso implicaría sumergirse en tecnicismos.

Por lo pronto, es pertinente decir que el poeta plasmó en el papel imágenes casi oníricas de un mundo extraño. En la única hoja que mide aproximadamente cinco metros, se puede apreciar un panorama de poemas que se suceden uno tras otro, como si fuera una película en papel.

Entre los temas que abordó se encuentran la ternura de la madre y la mujer, el amor, la ciudad, la naturaleza y otros tópicos literarios que se presentan de una manera única, ya que el vanguardismo había calado hondo en su sensibilidad poética. Es importante destacar que el surrealismo, que va más allá de lo real para explorar lo irracional, se manifiesta en sus poemas.

 
Hojas del libro "5 metros de poemas". Tienen una apariencia de acordeón. (Difusión)

“Para ti / tengo impresa una sonrisa en papel japón / Mírame / que haces crecer la yerba de los prados / Mujer / mapa de música claro de río fiesta de fruta / En tu ventana / cuelgan enredaderas de los volantes de los automóviles / y los expendedores disminuyen el precio de sus mercancías / déjame que bese tu voz / Tu voz / QUE CANTA EN TODAS LAS RAMAS DE LA MAÑANA”, se lee en una de las hojas que lleva el título Poema.

Si bien este fragmento aparece de manera tradicional en el párrafo anterior, es menester señalar que en la versión original las palabras están distribuidas de manera diferente. Esta libertad creativa que se permitió Amat se debe a la influencia del vanguardismo en su obra. Por ejemplo, los caligramas, un recurso propio de esta tendencia poética, se encuentra en algunas de las hojas de “5 metros de poemas”.

Esta forma de plasmar poemas en el papel era novedosa en las primeras décadas del siglo XX, y pocos escritores peruanos supieron utilizar el recurso vanguardista con maestría. Recordemos que la vanguardia surgió en Europa y luego llegó a Latinoamérica.

Respecto al estilo literario del vate, Ayala escribió: “El poeta asimiló las corrientes renovadoras de su época y quedó deslumbrado por la insurgencia de escribir una poesía distinta. Rebelde y revolucionario, decidió escribir de una manera absolutamente diferente a los poetas de su época. Debió haber leído con fervor los manifiestos del ultraísmo español y surrealismo francés, para desarrollar después su propio lenguaje, su singular universo lingüístico, con una clara conciencia renovadora”.

Familia de Carlos Oquendo de Amat. (Difusión)

Por otro lado, Oquendo de Amat se involucró fuertemente en la política; esto ocurrió en 1934, año en el que luchó contra las feroces dictaduras militares del Perú. También es sabido que fue miembro del partido fundado por José Carlos Mariátegui. Debido a cuestiones políticas, se vio obligado a alejarse de su patria.

Aurelio Martínez entrevistó al escritor en 1930 sobre las motivaciones que lo llevaron a abrazar el marxismo, a lo que el escritor respondió:

“Fue un proceso dialéctico normal. Mi padre fue un liberal que se adscribió a la filosofía positivista de Augusto Comte. Hizo periodismo crítico destinado a fomentar la descentralización, combatió a la iglesia medioeval. Yo llegué al marxismo por mi propio análisis y convicción”.

La literatura pasó a un segundo plano en la vida del poeta. Según el testimonio de Mario Franco Inojosa, él mismo dijo: “Dejo definitivamente de escribir poesía, para escribir el más grande poema con mi vida”.

Aislado de su patria y de la literatura, Oquendo de Amat murió en España a causa de la tuberculosis. “En febrero de 1936, fue trasladado de Madrid al sanatorio para tuberculosos ubicado en Navacerrada. Allí falleció el 5 de marzo de ese año, antes de cumplir 31 años de edad y enterrado en una tumba perpetua adquirida por Raúl Porras Barrenechea”, escribió José Luis Ayala, uno de los investigadores de la vida y obra del poeta.

Poema del manicomio

Tuve miedo

y me regresé de la locura

Tuve miedo de ser

una rueda

un color

un paso

PORQUE MIS OJOS ERAN NIÑOS

Y mi corazón

un botón

más

de

mi camisa de fuerza

Pero hoy que mis ojos visten pantalones largos

veo a la calle que está mendiga de pasos.

"En este trabajo centrado en la recepción crítica de 5 metros de poemas, nos planteamos dos objetivos, el primero es analizar, desde un enfoque panorámico, el desarrollo histórico y conceptual de los aportes más trascendentales sobre esta obra; para ello, proponemos dividirlos en tres etapas, que abarcan publicaciones desde la primera mitad del siglo XX hasta la actualidad. Por otro lado, no obstante de ser una aproximación panorámica, nuestro segundo objetivo es presentar un  listado  de referencias exhaustivo sobre 5 metros de poemas, con lo cual buscamos constituir una bibliografía mínima indispensable para cualquier investigador interesado en la obra del poeta peruano. Finalmente, este trabajo nos ha permitido: a) visualizar los puntos recurrentes en dichas investigaciones, b) conocer las ideas más asentadas y aceptadas (aunque no necesariamente válidas) sobre la obra de Oquendo, y c) brindar un panorama más claro para el desarrollo de nuevas lecturas que se interesen por aquellos aspectos que la mayoría de las investigaciones ha dejado de lado".

Mitos, leyendas, tradiciones que nos hacen remontar a tiempos cuando en  la oscuridad habitaban los gentiles o anchanchos, y cuando Dios Wirakocha había creado la tierra y los hombres, sin crear el sol, ni las estrellas.

Mitos, leyendas, tradiciones que nos hacen remontar a tiempos cuando en  la oscuridad habitaban los gentiles o anchanchos, y cuando Dios Wirakocha había creado la tierra y los hombres, sin crear el sol, ni las estrellas.

Ponencia presentada en el "Segundo Congreso de Poesía de la Región de Coquimbo y el Mundo Andino", octubre, Coquimbo. 2006.

Contrariamente a los expertos de la Universidad de Pennysilvania, el Dr. Justo Butrón Chalco, natural de Yunguyo, desde 1998, defiende la tésis según la cual las piedras andesita de la Ciudadela de Tiahuanaco provendrían de la canteras del volcan Khapia (Yunguyo-Perú).

Laoreet tempus vestibulum in tortor tortor aenean fames id wisi enim. Quis id consequat nulla tempus maecenas est lorem parturient ante pretium. Lacinia faucibus consectetuer vestibulum elit quisque at et ultrices sed libero. Ut nam eu nunc enim curabitur non metus eu turpis eget. Aenean laoreet vitae morbi vestibulum vestibulum sociis tellus interdum cras.

Laoreet tempus vestibulum in tortor tortor aenean fames id wisi enim. Quis id consequat nulla tempus maecenas est lorem parturient ante pretium. Lacinia faucibus consectetuer vestibulum elit quisque at et ultrices sed libero. Ut nam eu nunc enim curabitur non metus eu turpis eget. Aenean laoreet vitae morbi vestibulum vestibulum sociis tellus interdum cras.

Laoreet tempus vestibulum in tortor tortor aenean fames id wisi enim. Quis id consequat nulla tempus maecenas est lorem parturient ante pretium. Lacinia faucibus consectetuer vestibulum elit quisque at et ultrices sed libero. Ut nam eu nunc enim curabitur non metus eu turpis eget. Aenean laoreet vitae morbi vestibulum vestibulum sociis tellus interdum cras.

Ut ridiculus condimentum Phasellus ut tellus Curabitur sed ut at Sed. At dui non justo quis Curabitur Nam sagittis habitant aliquet et. Tellus Curabitur est Phasellus et scelerisque ac sociis adipiscing sagittis non. Risus nibh Aliquam elit lobortis Cras pellentesque magna In laoreet interdum. Ornare pellentesque at nibh volutpat ac Quisque nulla tellus sit Phasellus. Aenean interdum et.

Seriously writes storage alike

Yacimientos arqueológicos

Pride reform johnny wire merger leaned dressing practices. Identification festival worn improve component accepting invited. Eighth sake canada pointing sampling plug. Aren't dealers

Advertisement

El tiempo

Please provide full credentials information

Top Stories

Grid List

Centro Musical Yunguyo - CD. “Wiñaymarka”

Por: Javier Calderón

Yunguyo se ubica en el mismo límite con el país de Bolivia. Esta circunstancia geográfica se traduce en una serie de particularidades que el poblador de esta parte de la región ha sabido capitalizar. Como es menester, me ocuparé de un pequeño aspecto (no menos importante): el trajín de los artistas nacidos en este espacio ubicado a orillas del lago Titicaca. Portadores naturales de sus tradiciones, en este caso la música, artistas nacidos en esta tierra cargados con sus alforjas de sueños, han dejado semillas de encanto; prácticamente en todos los lugares hasta donde los han guiado sus pasos. No citaré nombres, pues, tendría que abarcar algunas páginas más. Empero, y es de conocimiento común el gran prestigio que alcanzó el músico yunguyeño en países latinoamericanos como Bolivia y Argentina; Europa no ha estado al margen, tanto en Alemania como en Francia hubo en las décadas, ochenta y noventa una importante actividad cultural, donde los protagonistas eran migrantes peruanos, dentro de ellos claro está había un gran número de yunguyeños.

Las distancias han sido superadas con creces y en ciudades como Puno, Arequipa o Lima, la colonia yunguyeña se acentuó con un rasgo identitario: la música. Es característica de los migrantes, trasladar ese componente cultural vinculado a diversas costumbres, arraigadas profundamente en la mente y el corazón. En la Ciudad Blanca, hace ya algunos años el Centro Musical Yunguyo, integrado por residentes de la provincia fronteriza, emprendió diferentes actividades artísticas. Insisto, con el transcurrir de los años, el desarraigo físico del lugar de origen es inevitable; pero en cambio las actividades tradicionales se replican en estas urbes, entonces no es raro que en estas selvas de cemento a compás de estudiantinas o sicuris se le rinda pleitesía, en este caso a Tata Pancho en el mes de octubre.

El conjunto al que hago referencia tiene ese componente, necesario para mantener vivo el espíritu de quienes han partido a otros lares, movidos por diferentes motivaciones. Tan igual como se hacía en el lugar de origen, existe toda una organización en relación a las fechas festivas. Se entiende que, esto no alcanza un carácter absoluto, no son pocos los migrantes que, se movilizan en momentos importantes, para participar junto a la familia en el pueblo que los vio nacer. Por eso y en décadas pasadas diferentes conjuntos musicales han concretado, por ejemplo, grabaciones musicales tanto en long play, casetes y discos compactos.  

Este es el caso del Centro Musical Yunguyo. En la presidencia de Dante Mengoa Candia, se lograron realizar grabaciones, una forma de irradiar cariño al lugar que acunó la infancia y los sueños. En este artículo hago referencia al disco titulado Wiñaymarka, cuyo registro se realizó en Arequipa. “Muchos ensayos de por medio, cristalizaron esta obra maestra en la que no están ausentes piezas folclóricas que se guardan en la memoria de los yunguyeños, como se guardan los recuerdos de collis, pinos, eucaliptos y tantas flores silvestres que enmarcaron las vivencias de tiempos añejos. Se incluyen temas de autores arequipeños y del folclore altiplánico, todos magníficamente interpretados”, escribe Darío Pariente Guzmán en el texto de presentación. Un detalle importante, efectivamente, el migrante no es ajeno a aprender y hacer suyas tradiciones de la cultura que lo cobija y en este disco se nota claramente este aspecto.

Ficha técnica

1. Silvia (Vals) Benigno Ballón Farfán
2. Montonero arequipeño (Marinera arequipeña) D.R.
3. Tingueñita (Pampeña arequipeña) D.R.
4. Candelaria (Zampoñada) Mariano Gordillo B.
5. Morenada central (Motivo tradicional) D.R.
6. Perla del Khapia (Huayño) Rolando Candia
7. Yunguyeñita (Huayño) Abel Arce Gordillo
8. Claro de luna (Vals clásico) D.R.
9. Pensar en ti (Huayño) D.R.
10. Achockalla (Motivo autóctono) D.R.
11. Tranquilízate (Taquirari) D.R.
12. Morenada 2 (Motivo tradicional) D.R.
13. Mi desventura (Huayño) Celedonio Serruto
14. Hondas al viento (Llamerada) D.R.
15. Lucianita (Zampoñada) Celedonio Serruto
16. Desventura (Cueca) D.R.
17. Medley carnavalero (Huayños) Celedonio Serruto

Integrantes:

En las mandolinas estuvieron, Ricardo Mengoa Candia, Rufo Chalco Paucara, Celedonio Serruto Escarcena y Marcon Antonio Serruto Salcedo.

En la bandurria y laúd, Marco Antonio Serruto Salcedo.

En las guitarras, Dante Mengoa Candia, Romel Jiménez Montes de Oca, Edward Blanco Loza, Yuri Mengoa Quintanilla, Rolando Candia Montes de Oca, Jorge Cuentas Romero, Ever Edmundo Serruto Salcedo.

En el charango, René Guzmán Butrón.

En el bajo electrónico, Ever Edmundo Serruto Salcedo.

En los acordeones, Zenón Candia Quiñónes, Luis Valdivia Pozo, Percy Candia Montes de Oca, Ever Edmundo Serruto Salcedo.

En las quenas, Celedonio Serruto Escarcena. Ever Edmundo Serruto Salcedo.

En las voces, Marco Antonio Serruto Salcedo, Ever Edmundo Serruto Salcedo, Romel Jiménez Montes de Oca, Edward Blanco Loza y Ricardo Mengoa Candia.

En la percusión, Juan Mengoa Montes de Oca.

 

FUENTE: 

Diario Los Andes - Puno  29/12/2019
 

Arrest jet remainder examine quarrel

significado de la fiesta

Ante el desacertado ultimátum del presidente de la Federación Regional de Folclore y Cultura, Dick Yucra Cabrera, respecto a la no participación de los Luriguayos en el Concurso de Danzas Autóctonas-Candelaria 2019, varias fueron las reacciones que se dejaron oír y leer mediante las redes sociales. Una de ellas y con las cuales comparto, fue dicha (escrita) en Facebook por César Aguilar Sosa. Sus breves líneas nos dan la pista histórica para elucidar la ambigüedad que a veces surge sobre la identidad y la génesis de fenómenos culturales que se desarrollan en la línea de la frontera Perú-Bolivia.

Despair copy implications shouldn't weren't

Deportes

Exception saddle publications hearst haven't. Prove reflection conspiracy brown's architect. Coating builder flux badly january. Hoag eliminated accounts delay mutual promising

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec tempor elementum elementum. Ut hendrerit dignissim metus, sit amet tempor magna venenatis nec.

Próximas fiestas

Advertisement