Yunguyo en fecha de su creación

Laugh competent angels worship asia highway damn

Provincia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mediante Ley Nº 24042 de fecha 24 de diciembre de1984, se crea la Provincia de Yunguyo. Esta fecha que pasa desapercibida, es propicia para hablar algo del enigmático istmo y recordar algo de lo que muchos quieren olvidar.

El turismo en el Perú es marcadamente cultural y vivencial, se tiene algo de turismo de aventura. En ese contexto hay que señalar que la región de Puno tiene una riqueza cultural a la altura sólo de las grandes y milenarias civilizaciones de la historia. Esta riqueza, se esconde ingratamente en la provincia de Yunguyo, como consecuencia del descuido y la ignorancia de las autoridades. Nadie quiere poner en valor el legado histórico.

Sin embargo, esta esencial actividad asoma tímidamente con el turismo vivencial que se ve por el eje de Yunguyo, hasta el distrito insular de Anapia.

Los visitantes tienen la oportunidad de remontarse al pasado para vivir tradiciones andinas preincaicas, incaicas, coloniales y republicanas, manifestadas en la variada gastronomía, en el arte, en las costumbres comunales, en la música. Si a esto le sumaríamos el legado histórico, la riqueza paisajística. Yunguyo sería un interesante destino turístico.

Veamos: En el corredor turístico de Yunguyo Copani, el legado de nuestros antepasados se ven en los centros poblados y comunidades del distrito de Copani: Challapampa, Calacoto, Amaquilla, Kanamarca, para entrar en el distrito de Yunguyo en el centro poblado de Sanquira, el gran complejo de Yanapata: La ciudad de Yunguyo, que esta asentada sobre legados culturales de la Cultura Pucara, Tiahuanaco, Inca, entre otros y cuyas muestras se ven por donde se excave y que son visibles en la portada del templo de nuestra señora de la Asunción y en los restos del gran muro que recorría de lago a lago (Titicaca y Wiñaymarca), que separaba al lugar de purificación del lugar sagrado según nos dice el profesor Julio Torres, asimismo debemos de señalar que el Apu Kapia es todo un gran complejo arqueológico, las evidencias saltan a la vista en el eje de Yunguyo hasta el distrito de Cuturapi, aca resaltan los centros poblados de Acari y Queñuani (camino a Puno).

Entrando al corredor turístico del Wiñaymarca entre Yunguyo y Tinicachi, la riqueza arqueológica es inmensa, a cada paso que se da se encuentra vestigios de nuestros antepasados. Los vestigios se muestran desde Phocona y se evidencian gratamente en el centro poblado de Espíritu Santo y San Juan de Totora: Chullpas, viviendas, grabados en alto relieve de auquénidos de una finura que sorprende, se muestran por encima de los restos enterrados por el tiempo. Entrando al centro poblado de Pajana San Agustín la emoción rebasa todo límite cuando acompañado de pobladores del lugar, en situaciones de trabajo nos topamos con el centro ceremonial de Supullullo, la magnitud del hallazgo todos ya lo conocemos por el interés regional y nacional que ha despertado.

Quiero llegar ahora a lo que en mi modesto parecer esta otro de los más grandes complejos arqueológicos que esta entre los centros poblados de Kehuari y Phamaya, jurisdicciones de los distritos de Yunguyo y Ollaraya, donde se ve un sistema de andenería de una belleza inmensa, centros ceremoniales, caminos delimitados en partes con piedras labradas, todavía se ve el empedrado que se pierde por el descuido y el olvido. El deterioro del legado, consterna a todos visiblemente. Ya en el distrito de Ollaraya, en el centro poblado de Pajana San Isidro se ven más vestigios, ahí se ve uno de los muchos monolitos que hasta hoy causa admiración, en Mohocachi se ven más restos, algo que sorprende es un anden con escaleras flotantes al estilo Inca. Entre Ollaraya y Unicachi se encuentra el Inti Uyo, sitio arqueológico ya muy conocido. En fin por donde va uno se encuentra con vestigios y ni qué decir de las piedras cansadas de diferentes tamaños bien labradas y trabajadas y que parecen ir a un mismo lugar.

Todo lo mencionado está en el olvido. En Yunguyo siempre se habla de esto, el discurso estéril se sobrepone al trabajo planificado. Lo que llama la atención, es la apariencia que se adopta, que por esconder el desconocimiento se hable sin saber, de desarrollo, de cultura, de identidad con sentimientos intensos; ya se trate de nuestra historia de nuestras costumbres, de nuestro valores, confunden las cosas y se enredan en sus palabras y simplemente por años no se ha hecho nada.

No es tarde para reflexionar. Que se entienda que cualquier territorio puede ser convertido en destino turístico a través de su colocación en el mercado. Para ello debe reunir una serie de requisitos que pueden resumirse en dos conceptos: el atractivo turístico y las facilidades turísticas. En el primer caso se tiene de sobra, en el segundo nos falta todo. Con traer las oficinas de Migración a la ciudad de Yunguyo, no solucionamos nada. Hay que pensar seriamente que el turismo es considerado mundialmente como una alternativa de desarrollo, de una fuente de dinamización económica.

Fuente: http://losandes.com.pe/Opinion/20141230/84967.html

Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.