Participación de Yunguyo en la rebelión de Tupac Amaru

Myra stranger ritual arise

Historia de Yunguyo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La participación del pueblo de Yunguyo en esta rebelión es constante desde principio, hasta después de la rebelión, como veremos posteriormente con las aportaciones de los principales historiadores.

La rebelión de José Gabriel Tupac Amaru, estalló en el pueblo de Tungasuca, corregimiento de de Canas con su capital Tinta (Cusco), el 4 de noviembre de l780, propagándose inicialmente en los corregimientos de del Cusco, Puno y La Paz y posteriormente en todo el Sur de América; tratándose de Yunguyo, como pueblo antiguo, no hay muchos documentos de los caudillos indios, ni caciques comprometidos que encabezaron esta rebelión; sin embargo hay muchas referencias en los tratados sobre Tupac Amaru, de la participación principalmente de la masa indígena que aportaron contingentes de gentes en todas las oportunidades que era necesario, desde el inicio que prende la chispa de la rebelión y desde el edicto enviado desde Tungasuca por el caudillo Tupac Amaru, fechado el 23 de diciembre de 1780, para toda los corregimientos de Puno, incluyendo Chucuito y sus contornos, haciendo conocer la abolición de todos los corregimientos, los obraje y el servicio de la mita, en cuyo edicto dice que está a mi cargo. 

La participación del pueblo de Yunguyo en esta rebelión es constante desde principio, hasta después de la rebelión, como veremos posteriormente con las aportaciones de los principales historiadores: Jorge Cornejo Buorungle dice: Que los pueblos de Yunguyo, Desaguadero y Zepita, perteneciente a la provincia de Chucuito, se declararon por el partido de la rebelión y se unieron a la provincia de Pacajes.
La Dra. María Eugenia del Valle Siles, nos refiere: Los pobladores de Yunguyo se enrolaron en las filas de Tupac Catari, cuando este caudillo se encontraba en el Santuario de Copacabana para agenciar más cantidad de gente, para emprender el sitio de la ciudad de La Paz.


Boleslao Lewin afirma: Los grandes coroneles de Andrés Tupac Amaru, era Juan de Dios Mullupuraca y Lucas Chuquihuanca, ambos naturales de Azàgaro y Faustino Tito Atauchi, natural de esta región, éste último estuvo en Copacabana por dos razones, el primero con el fin de conseguir más gente para el primer sitio de la ciudad de La Paz, el 21 de marzo de 1781; el segundo motivo era someter al caudillo Tupac Catari, por que en ambos caudillos las relaciones no eran tan buenas por los procedimientos empleados en la rebelión; Faustino Tito Atauchi consiguió gran cantidad de indios de Yunguyo y sus alrededores, posiblemente fue natural del lugar y pariente de los curacas de Yunguyo. Peralta nos informa que al finalizar el siglo XVII, Mariano Tito Atauchi era curaca principal de Yunguyo, lo mismo al finalizar el siglo XVIII otro Mariano Tito Atauchi, hijo o nieto del anterior, era curaca y gobernador de la parcialidad de hanansaya y hurinsaya de Yunguyo.


El máximo caudillo José Gabriel Tupac Amaru fue sometido al suplicio de la pena más cruel de descuartizamiento junto con su esposa Micaela Bastidas y sus hijos, otros familiares y demás jefes, en la plaza de Hucaypata del Cusco; por el sanguinario visitador José Antonio de Areche, el l8 de mayo de 1781; la jefatura asume su primo Diego Cristóbal Tupac Amaru y como segundos jefes Andrés Tupac Amaru e hijo Mariano Tupac Amaru y en el Alto Perú Tupac Catari, Diego Cristóbal Tupac Amaru marcha hacia el Altiplano del Collao, con gente recolectado en su mayoría de nación Kana, estableciendo su cuartel general en Azàgaro.
Ramos Zambrano nos refiere al tratar de los sanguinarios Aymaras de Chucuito, como Desaguadero, Zepita, Yunguyo, Pomata, Juli y otros pueblos, se alzaron bajo las órdenes de las figuras más prominentes como conductores y caudillos de la rebelión, a las órdenes de Pascual Alarpita e Isidro Madani coroneles de Tupac Catari y éste virrey de Diego Cristóbal Tupac Amaru, jefe máximo después de la muerte de su tío José Gabriel Tupac Amaru.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CORNEJO BOURUNCLE, Jorge, Tupac Amaru, Ed. Rosas, Cusco, Perú, 1964
DEL VALLE SILES, Maria Eugenia, Tupac Amaru en el Alto Perú.
BOLESLAO LEWIN, Rebelión de Tupac Amaru, Ed. Latinoamericana, Buenos Aires 1967.
PERALTA ANDIA, Sergio, Yunguyo en la Colonia, 1985


Isidro Mamani era natural de Zepita, campanero de la iglesia de Pomata, acopió gentes de Zepita, Yunguyo, Desaguadero, Pomata y Juli; emprendiendo la más sangrienta represalia contra los habitantes de muchos pueblos, pasando a cuchillo a los indefensos españoles, criollos y mestizos, sin distinción de mujeres, ancianos, niños y religiosos, quemando a sus ciudades donde ingresaban; primeramente empezó con Zepita el 5 de marzo, Pomata el 10 de marzo, Juli el 18 de marzo, Ilave el 26 de Marzo, Acora y Chucuito el 2 de abril de 1781, para sitiar por segunda vez la ciudad de Puno del lado Sur el 9 abril de 178l.


El general José del Valle jefe de las tropas españolas había fracaso completamente en memorables batallas encabezados por los coroneles indios en el Altiplano Puneño, en la expedición emprendida desde el Cusco, contra la rebelión encabezado por Diego Cristóbal Tupac Amaru, optándo firmar la paz, indulto, amnistía y perdón con los rebeldes, en el fondo no era más que una treta y un vil traición; de esta manera se firmó el trato de paz en la ciudad de Lampa entre el comandante Ramón Arias en representación del virrey Agustín Jáuregui y el Rey de España Carlos III y el Inca Diego Cristóbal Tupac Amaru, en representación de la rebelión, el 11 de diciembre de 1781; pero había coroneles rebeldes como Pedro Vilca Apaza, Melchor Laura y otros, que jamás aceptaron este tratado de Paz, continuado la rebelión .


Ramos Zambrano dice: el 13 de enero de 1782, el Azangarino Melchor Laura, que no había aceptado el tratado de Lampa, nuevamente se alzaron con los pueblos de Pomata, Zepita, Acora, Ilave, Yunguyo y otros, se parapetaron en las alturas de Juli, tomaron la ofensiva contra las tropas del comandante Ramón Arias, haciendo un bullicio con pututos, cornetines, con fogatas humeantes y con armas inferiores se enfrentaron a los españoles; pero la superioridad de armas se impuso sobre los rebeldes, quienes tuvieron que retirarse a diferentes direcciones y Melchor Laura cayó preso en manos de los españoles en el fragor de la batalla. La mayoría de los jefes rebeldes por la traición del tratado de Lampa fueron apresados y sometidos a la pena de descuartizamiento y otros presos fueron despachados a las mazmorras de España y Africa.


Boleslao Lewin, nos informa, Basilio Angulo Miranda uno de los secretarios de Tupac Catari cae preso y es sometido a crueles interrogatorios en la ciudad de La Paz. En la primera pregunta que hace el escribano del rey, el 18 de julio de 1781, confesó que siempre estuvo inseparable de Tupac Catari que le siguió al pueblo de Copacabana, quedándose el declarante para publicar el auto de perdón, cuando se dirigía al pueblo de Yunguyo, regresó huyendo de los indios comandados por Miguel Huamansoncco que había tomado el partido de los españoles que venían de Chuchito, quién persiguió hasta la cercanías de la comunidad de Aychuyo, donde tuvo algunas escaramuzas. En la cuarta pregunta el confesante Basilio Angulo dice, que había publicado el auto de perdón en el pueblo de Yunguyo junto con el cura Atanasio Loza de la parroquia de la Asunción, los indios preferían estar contentos por que ya podían labrar sus tierras.


Cuando fue capturado y preso Melchor Laura, también confesaba que los curas de Juli, Zepita, Puno, Yunguyo en el sur de Puno le recibían a los rebeldes con muchos agasajos, con municiones y dinero, como el caso específico de Yunguyo cura de Asunta, Dr. Atanasio Loza; por este hecho cayó prisionero y conducido a la ciudad de la Paz para ser juzgado, después de un largo proceso fue absuelto, cabe pues rendir nuestro más sincero homenaje al pueblo de Yunguyo y a sus héroes y mártires en la gran rebelión de Tupac Amaru.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
BOLESLAO LEWIN, La Rebelión de Tupac Amaru, Talleres Gráficos Lumen, Buenos Aires, 1967.
RAMOS ZAMBRANO, Augusto, Puno en la Rebelión de Tupac Amaru, OFFET, UNTA, Puno, 1982.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.